Logotipo La Ventana de chamberi

VArtichokeV

Quién está detrás de ARTICHOKE?

ARTICHOKE es una marca tras la que se encuentra Eduardo Gómez Ballesteros, Madrid (1964). Artista plástico, Doctor en Bellas Artes por la UCM y Licenciado en Psicología por la UAM.

Cómo surgió este proyecto?

Ante la evidencia del obligatorio trabajo multiformato en el terreno de las artes, decidí crear un proyecto para englobar mi trabajo como artista plástico y como diseñador fronterizo con el arte para empresas. Por lo tanto: ARTE I(y) CHOKE trata de aunar arte plástico, arte aplicado y arte por encargo. Y, de paso, hacer reflexionar, provocar el CHOKE…

Cuál es tu filosofía de vida y de que modo se ve reflejada en tus obras?

Mi trayectoria formativa y profesional se caracteriza por un marcado componente multidisciplinar partiendo de mi formación como psicólogo, las investigaciones desarrolladas en el ámbito de las Bellas Artes y una dilatada carrera profesional como artista plástico, que ha recibido un amplio reconocimiento nacional e internacional. Trabajo libre, sin jefes, horarios ni limitación geográfica. Con el dinero ganado financio viajes a lugares conflictivos por todo el mundo, en busca de material documental con el que trabajar, para así realizar obras de arte con objeto: la concienciación acerca del genocidio y los procesos de violencia política e institucional.

ARTICHOKE

Qué es lo mejor de tu proyecto creativo?

La acogida en los lugares conflictivos por parte de la población tradicionalmente “olvidada” y la repercusión de las exhibiciones de mi proyecto (GENOCIDE PROJECT) fuera de nuestras fronteras.

En qué te inspiras?

Mis piezas de arte se nutren de imágenes de archivo de víctimas de procesos políticos violentos, recopiladas en los países de origen de los mismos. Una vez realizadas, se plantea su exhibición en museos dedicados a la recuperación y la preservación de la memoria.

Por qué Ventana?

Cualquier medio es importante para conseguir repercusión y, en su caso, financiación para continuar trabajando. VENTANA es un proyecto que he conocido desde sus inicios y me parece novedoso, potente, multidisciplinar y vital. Hay que apoyarse mutuamente, el work in progress continúa…